Blog

←Volver a la lista

Función ejecutiva: del aula preescolar a la sala de la junta directiva

Desde su comienzo en 2013, la visión de Pre-K 4 SA ha sido desarrollar una fuerza laboral de clase mundial a través de una educación infantil de alta calidad en una generación.

Para hacer realidad esta visión, necesitábamos ir más allá del plan de estudios tradicional de pre-kínder que prepara a nuestros hijos para el kínder y concentrarnos más en prepararlos para la vida. Al incluir un enfoque en el desarrollo de habilidades de funciones ejecutivas, estamos preparando a nuestros hijos para el éxito, desde el aula preescolar hasta la sala de la junta directiva y en todas partes.

Las funciones ejecutivas son un conjunto de procesos cognitivos o habilidades basadas en la neurología (es decir, control mental y autorregulación) que son necesarias para realizar funciones que nos ayudan a alcanzar nuestras metas.

Las funciones ejecutivas a veces se conocen como los «controladores de tránsito aéreo» del cerebro. Toman y analizan los datos entrantes, filtran las distracciones y nos permiten responder de la manera más efectiva y adecuada.

Muchos científicos y educadores han desarrollado sus propias definiciones y listas de funciones ejecutivas clave. Las tres funciones ejecutivas más comúnmente discutidas incluyen la memoria funcional, el control inhibitorio que incluye la autorregulación y la flexibilidad cognitiva.

Utilizando el plan de estudios HighScope, los maestros de Pre-K 4 SA también facilitan el desarrollo de iniciativa, control emocional, planificación, organización, resolución de problemas y autocontrol o evaluación.

Memoria funcional: esta es la capacidad de mantener información el tiempo suficiente para realizar la tarea en cuestión, como seguir instrucciones, mantenerse enfocado durante la participación en un grupo pequeño, o hacer un plan y completarlo.

Control inhibitorio: implica la capacidad de detener un comportamiento o posponerlo hasta un momento más apropiado. Para los niños pequeños, esto incluye correr para obtener algo que desean cuando correr no es apropiado en el entorno, quitarle un objeto a otro niño, o gritar respuestas o comentarios inapropiados.

Flexibilidad cognitiva: esto a veces se conoce como «cambio» porque necesitamos ser capaces de cambiar rápidamente de un enfoque a otro y viceversa sin romper totalmente nuestra concentración.

Iniciativa: los niños deben ser capaces de tomar la iniciativa y comenzar proyectos, completar tareas por sí mismos y expresar sus propias ideas.

Control emocional: se debe enseñar a los niños que está bien experimentar todas las emociones y que existen formas socialmente aceptables de expresarlas.

Planificación: a los niños se les enseña a crear y llevar a cabo un plan para su tiempo de trabajo todos los días. A medida que avanza el año escolar, los planes se vuelven más detallados y elaborados.

Organización: el aula está preparada para que los niños fomenten la independencia. Todos los materiales y estantes están etiquetados para que los niños puedan mantener el aula limpia y ordenada. Los materiales también están ordenados por función para ayudar a los niños a ver cómo los diferentes objetos pueden tener un uso o propósito común.

Resolución de problemas: la resolución de problemas se puede ver de dos maneras. Los niños pueden resolver problemas con los materiales. Deben ser persistentes y sentirse seguros al asumir riesgos probando múltiples soluciones y pensando de forma creativa y con originalidad. El otro tipo de resolución de problemas es con otro niño. A menudo, el problema involucra un objeto que ambos niños quieren al mismo tiempo. Utilizamos seis pasos de resolución de conflictos para ayudar a los niños a identificar el problema y encontrar una solución que ambas partes acuerden lo resolverá.

Autocontrol: por supuesto, hay múltiples oportunidades a lo largo de un día típico para que los niños reflexionen rápidamente sobre una decisión, acción o trabajo, pero los planes de estudio de HighScope crean momentos dedicados en los horarios diarios para dicha reflexión. Después de que los niños hacen y llevan a cabo su plan diario, se les da la oportunidad de reflexionar sobre qué tan de cerca siguieron su plan (qué funcionó y qué no funcionó), si cambiaron su plan por completo y por qué.

Sabemos que las personas no nacen con las habilidades, sino con la capacidad de desarrollarlas. Por lo tanto, aprovechamos cada oportunidad para establecer las bases sobre las cuales nuestros hijos pueden construir. Pre-K 4 SA reconoce la importancia de estas habilidades de función ejecutiva para tener éxito durante toda la vida.

Escrito por: Erin Burnett, subdirectora de Currículo e Instrucción

Artículos Relacionados

julio 29, 2020

Un nuevo año escolar en el tiempo de COVID

Cada año, las escuelas de todo el país utilizan los meses del verano para prepararse...
junio 24, 2020

El grupo de Pre-K 4 SA 2019-2020 concluye con desfiles de fin de año

Después de tres meses de silencio en los Centros de Educación de Pre-K 4 SA...
mayo 19, 2020

El poder de la participación familiar durante un tiempo crítico

A medida que se acercaban las vacaciones de primavera de 2020, los estudiantes de Pre-K...